Las freidoras a presión profesionales son un tipo de freidora industrial que ofrecen un menor tiempo de cocción, ahorro y sobre todo dan un resultado mucho más óptimo.

Por lo general fríen los alimentos a mayor velocidad y a una temperatura menor que las eléctricas industriales. Al cocinar los alimentos con estas freidoras a presión, éstos absorben incluso un 50% menos de grasa, por lo que el resultado final es un plato mucho más jugoso, menos grasiento y muy saludable.

En España y a medida que pasa el tiempo, este tipo de freidoras a presión van aumentando su presencia en las cocinas profesionales. Varias de las más populares cadenas de comida rápida como KFC, McDonald’s, etc, han optado por usar las freidoras a presión profesionales, porque incrementan la calidad de sus platos ofreciendo más sabor y menos grasa.

Estas freidoras a presión dan lugar a un nuevo mundo de posibilidades dentro de la industria que se dedica a la producción y venta de comida rápida, en el que el progreso suele ser constante y abarca desde la innovación técnica pasando por la exigencia tanto de cocineros como de clientes.

Las freidoras profesionales a presión ofrecen la posibilidad de freír alimentos a presiones que superan 1 Bar, razón por la cual, estas freidoras a presión suelen cocinar cualquier alimento en un menor espacio de tiempo que con otro tipo de freidoras industriales gracias a su doble acción de presión y de calor.

Las freidoras a presión, se consideran freidoras completamente profesionales, tanto por sus precios como por las capacidades que tienen, las cuales no hacen que sea muy viable comprarlas si no se dispone de una cocina industrial o profesional.

Ventajas de la Freidora a Presión

Las freidoras profesionales a presión cuentan con una serie de ventajas, dentro de las cuales, hay que destacar las siguientes:

  • Suelen ser mucho más veloces que el resto de freidoras industriales debido a que los alimentos se fríen con mayor presión y además las frituras que se obtienen son de alta calidad.
  • Es posible ahorrar energía, dado que tiene un menor consumo energético y al mismo tiempo requiere una menor cantidad de aceite.
  • Optimizan la productividad porque están pensadas para ser usadas en cocinas de alta producción, de modo que al poder cocinar los alimentos en menor tiempo y al ahorrar tanto en gasto energético como en aceite, la productividad y la calidad del negocio se verán incrementados.
  • Alimentos más saludables, lo cual se debe al hecho de que al ser cocinados bajo presión los alimentos sellan la pared externa de si mismos, evitando que sus jugos se salgan y entre el aceite, así que el resultado final termina siendo platos con una menor cantidad de grasas, más sabrosos y jugosos.

Cómo Funcionan las Freidoras a Presión

Debido al hecho de que cocinan a presión, estas freidoras cuentan con un funcionamiento bastante parecido al de las ollas a presión, por lo que ofrecen una cocción más rápida, además de un menor consumo de energía y una temperatura más baja en comparación con las freidoras a gas industriales.

Las freidoras a presión profesionales tienen la capacidad de atrapar las micro-gotas de aceite mediante el vapor, es por eso que es posible obtener una significativa disminución tanto de grasa, como de los olores que por lo general suelen acumularse no solo en las campanas, sino en los demás elementos que se encuentran dentro de la cocina.

Conclusiones

Las freidoras a presión son consideradas como máquinas principalmente de uso profesional, debido a sus costes y funciones. Se trata de freidoras muy demandadas por las grandes cadenas de comida rápida, ya que los resultados que ofrece en la cocción y sabor de los alimentos se consideran uno de los mejores.

De igual manera, al tener un funcionamiento tan parecido al que poseen las ollas a presión, su principal característica consiste en que cocinan cualquier clase de alimento mucho más rápido y sin necesidad de un gran consumo energético.

Al ser su cocción a presión, ofrece una disminución en el tiempo de fritura de los alimentos, éstos logran absorber aproximadamente un 50% menos de aceite, lo que se traduce en menor absorción de grasas, brindando un plus de calidad a los alimentos: más sabor, menos grasa.

Si tu presupuesto te lo permite y estás pensando en abrir un negocio de comida rápida o estás pensando en renovar tu maquinaria sin ninguna duda me decantaría por comprar una freidora a presión profesional. Otra opción algo más económica son las freidoras de alto rendimiento que también son una buena opción si necesitas preparar grandes cantidades de comida en cortos espacios de tiempo.

Por último quiero recomendarte, si todavía nos los has leído, que les eches un vistazo a mis otros artículos sobre los demás tipos de freidoras industriales seguro que te ayudarán a decidir qué freidora industrial comprar: freidora eléctrica industrial, y las freidoras de gas industriales. Y como siempre os pido antes de terminar comenta, comparte, puntúa… todo me ayuda a seguir mejorando 🙂 Por cierto no te pierdas este gran artículo sobre qué freidora doméstica comprar.